Cambio de estación, cambio de contraseñas

Muchas personas tienen como costumbre que ante cada cambio de estación –hoy en el hemisferio norte estamos comenzando el otoño- cambian sus cepillos de dientes.

Quizás podemos agregar a esta costumbre, la de realizar un cambio, revisión y/o actualización de nuestras contraseñas –particularmente las de nuestras redes sociales-, y aprovechar para realizar ajustes a nuestras configuraciones de privacidad.

En esta época es común que cada vez que entramos a las cuentas de nuestra redes sociales, no necesitemos escribir nuestras contraseñas ya que las tenemos configuradas para ingresar de manera automática. Esto nos facilita la vida y nos permite estar siempre conectados. Sin embargo, por otra parte, eso hace también que no revisemos ni actualicemos nuestra contraseñas, casi nunca –salvo cuando cambiamos de dispositivos y/o de exploradores y no recordamos dichas contraseñas y se nos obliga a actualizarlas.

Nuestra recomendación es que todas nuestras contraseñas se puedan actualizar de manera periódica para proteger toda nuestra información –y particularmente nuestros datos personales– en los numerosos dispositivos en los que tenemos almacenada dicha información hoy en día.

Y ya que estamos en el tema, de paso puede ser un buen momento para revisar cómo tenemos configuradas nuestras opciones de privacidad en las redes sociales –es decir, si puede ver todo el mundo, todo lo que publicamos, incluso cuando no sean usuarios ni tengan cuenta en dichas redes sociales, o si sólo pueden verlo nuestros contactos o determinados grupos de contactos. Esto es importante ya que muchas veces se actualizan las políticas de privacidad y/o seguridad en las redes sociales y cambian nuestras configuraciones sin que le prestemos demasiada atención.

Dependerá de cada uno de nosotros, elegir la mejor opción de privacidad que se adapte a nuestros intereses y prioridades.

Nota: recordemos que en la Ciudad de México ya existe una tesis aislada “PRUEBA ILÍCITA. NO LA CONSTITUYE LA OBTENCIÓN DE LA IMPRESIÓN FOTOGRÁFICA DEL PERFIL DEL IMPUTADO EN UNA RED SOCIAL (FACEBOOK) EN CUYAS POLÍTICAS DE PRIVACIDAD SE ESTABLECE QUE AQUÉLLA ES PÚBLICA (LEGISLACIÓN PARA EL DISTRITO FEDERAL)”. Pueden ver lo que ya comentábamos sobre este tema aquí.

También podemos aprovechar para revisar cómo tenemos configuradas nuestras opciones en algunos servicios de mensajería instantánea: si por ejemplo, todos nuestros contactos de nuestra agenda telefónica pueden ver la hora de nuestra última conexión o no –en este último caso deberemos sacrificar la opción de ver la última conexión de nuestros contactos también. A esto también lo podemos modificar desde Ajustes > Cuenta > Privacidad en nuestras cuentas de dichos servicios y decidir a quiénes les permitimos ver dicha información.

Ahora si lo que te interesa es saber si alguien monitorea o vigila tu perfil en redes sociales o en estos servicios de mensajería instantánea, existen versiones de algunos de estos servicios o aplicaciones para determinados equipos que tienen habilitadas estas funciones. Si te molesta que te vigilen o monitoreen, quizás la única opción que te queda es bloquear a ese contacto para que no tenga acceso a tu información.

Podríamos establecer como una buena práctica, la costumbre de revisar y/o actualizar todas nuestras contraseñas y nuestras configuraciones de privacidad ante cada cambio de estación. ¿Qué les parece?

 

Leave a Reply

Required fields are marked *.