Reformas a la Ley de la Propiedad Industrial por Lic. Ernesto Martínez Alcaraz

Recientemente se produjeron modificaciones a la Ley de la Propiedad Industrial, entrando en vigor dichas reformas a partir del pasado 10 de agosto de 2018.

Conforme a estas reformas, ahora existen nuevas formas de registro aunque también especificaciones claras en los productos o servicios amparados por dichas marcas.

En efecto, el sistema marcario mexicano se ha modernizado y ha ampliado sus formas de registro, tal como sucede en Europa y los Estados Unidos de Norteamérica, por lo que se ha incorporado ahora al clasificador internacional de Niza, los acuerdos alcanzados en la Alianza del Pacífico en donde entraron nuevos productos y servicios para proteger.

Por ello al momento de solicitar un nuevo registro marcario hay que especificar con claridad y exactitud de acuerdo al clasificador, los productos y servicios que se quieran proteger, recordando que si entre los productos o servicios que los titulares mencionen abarcan dos o más clases, se tendrá que realizar el registro en cada clase correspondiente, ya que aún no existe en México la marca “multiclase”.

En materia de registro, actualmente existían las siguientes marcas tradicionales:

NOMINATIVAS: Que pueden ser denominaciones, letras, números, nombres comerciales y denominaciones o razones sociales y el nombre propio de una persona física.

INNOMINADAS: Que pueden ser elementos figurativos y combinaciones de colores.

MIXTAS: Combinación de nominativas con innominadas, es decir, denominaciones con diseños.

TRIDIMENSIONALES: Marcas que se llevan a la tercera dimensión o formas de productos.

A las mismas, se les han agregado las siguientes marcas NO TRADICIONALES:

SIGNOS HOLOGRÁFICOS: Visión gráfica de imágenes tridimensionales basada en el empleo de la luz.

LOS SONIDOS: Marcas auditivas de sonidos breves.

LOS OLORES: Marcas olfativas que distingan un producto o un servicio sin ser descriptivas del mismo.

IMAGEN COMERCIAL: Que son las marcas con pluralidad de elementos operativos; elementos de imagen, incluidos, entre otros, el tamaño, diseño, color, disposición de la forma, etiqueta, empaque, la decoración o cualquier otro que, al combinarse, distingan productos o servicios en el mercado.

Por lo cual, será recomendable revisar si las marcas que ya tienen registradas en algunas de las categorías tradicionales, también se las puede registrar en alguna de estas nuevas categorías.

Si requieren mayor información o asesoría más amplia y específica no duden en contactarnos, que con gusto los atenderemos.

 

Lic. Ernesto Martínez Alcaraz

Especialista en Propiedad Industrial

Leave a Reply

Required fields are marked *.