15 de marzo Día Mundial del Consumidor

Se trata de una celebración de ámbito mundial promovida por la Organización Internacional de Consumidores (Consumers International).

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) declaró en 1983 el Día Mundial de los Derechos de los Consumidores, cuya celebración conmemora el discurso dado por el presidente John F. Kennedy el 15 de marzo de 1962, para reconocer al consumidor como un elemento fundamental dentro del proceso productivo. Esta declaración adoptada por muchos países y por las Naciones Unidas (en sus Directrices para la Protección del Consumidor, de 1985), estipula que todos los ciudadanos, sin distinción de sus ingresos u origen social, tienen ciertos derechos fundamentales como consumidores. Este día se celebra demostrando así que el reconocimiento y la defensa de los derechos de los consumidores es un indicador importante de progreso social y económico, quedando así los derechos de éstos elevados a una posición de reconocimiento y legitimidad internacional.

En México, en el año de 1976, fue promulgada la Ley Federal de Protección al Consumidor (LFPC), surgiendo así la Procuraduría Federal del Consumidor como la institución encargada de defender los derechos de los consumidores, prevenir abusos y garantizar relaciones de consumo justas. México se convirtió así en el primer país latinoamericano en crear una procuraduría y el segundo con una ley en la materia.

Ahora bien, en el ámbito del Derecho de Propiedad Industrial, “las falsificaciones de medicinas, juguetes, refacciones de autos y hasta aviones tienen un precio muy alto para todo, tu vida o la vida de alguien a quien quieres puede estar en peligro. Las versiones falsas o piratas de estos productos no son seguras y ponen en riesgo tu salud, tu seguridad e incluso tu vida. Los productos pirata deterioran la economía ya que disminuyen las ventas de los fabricantes y vendedores legítimos, lo que a su vez reduce la necesidad de proveedores, transportistas y otros servicios de la cadena de valor. La caída en las ventas resulta en pérdidas de empleos. Cuando compras productos, música, películas o software pirata estás alimentando las ganancias del crimen organizado alrededor del mundo y los ayudas a mantener actividades de bajo riesgo y altos Ingresos, que combinan con otras actividades ilícitas como narcotráfico y extorsión. Los falsificadores son criminales que cuestan dinero a la sociedad y atentan contra tu seguridad y protección”.[1]

Como consumidor se tiene la fuerza necesaria para exigir al productor, calidad en sus productos y servicios, pero también la obligación de consumir productos y servicios originales, para una economía sustentable y de primera. El consumidor es la base primordial de la misma, pero sólo consumiendo productos originales; las consecuencias entre lo original y lo pirata son bastas, pero está en nosotros los consumidores, favorecer la economía, la originalidad y la protección de estos derechos.

En R10S Abogados, podemos apoyarlos para proteger sus derechos tanto como consumidores como proveedores, y a obtener una protección integral de sus productos y/o servicios a través de los registros de sus derechos de Propiedad Intelectual e Industrial ante el IMPI e INDAUTOR.

 

Lic. Ernesto Martínez Alcaraz

Especialista en Propiedad Industrial

R10S ABOGADOS

 

[1] www.impi.gob.mx

Leave a Reply

Required fields are marked *.